Quien la sigue..... la consigue.
Fecha Lunes, 25 octubre a las 11:00:00
Tema Relatos


Historia de una captura particularmente satisfactoria.

Fue un dia de finales de Junio, domingo si mal no recuerdo, cuando la ví por primera vez en su postura.
Hasta ese momento la jornada transcurria con bastante normalidad, me había juntado con un par de pescadores algo mas abajo y habia conseguido engañar alguna trucha, hasta que llegué al pozo y ví una pegada a la pared alimentandose.
Con calma me coloqué en el sitio que creí mas apropiado para ponerle mi mosca, veia perfectamente derivar la artificial y las reacciones del pez. Se la puse "a huevo" varias veces pero ninguna de ellas subió siquiera a mirar que es lo que le bajaba. Probé con otras moscas pero el resultado era el mismo o peor porque al final se mosqueó y dejo de cebarse, asi que decidí dejarla por imposible y visto que no se movía nada mas, me senté y me puse a fumar un cigarrillo.
Despues de un rato observando el pozo tranquilamente, pensando en mis cosas, una escandalosa cebada me pega un susto terrible. Localizo el sitio y me acerco a la entrada del pozo. Ha sido por aquí, al lado de esas piedras de la orilla contraria. "Si te vuelves a delatar, eres mia" pienso, y me preparo para lanzarle la mosca.

Despues de un rato no ha vuelto a asomarse por lo que decido probar a echar la mosca por si suena la flauta, pero la imitación que llevo no se ve del todo bien y ademas esta empezando a oscurecer con lo que pongo un tricoptero de pelo de ciervo a ver que pasa.....
No he tenido una gran confianza en estas moscas, pero es lo mas grande que llevo y ademas a estas alturas es lo que mejor se ve, aunque la trucha parece no estar. "A lo mejor se ha asustado y se ha ido, pero ya que estoy aqui, voy a probar". Lanzo sin mucha confianza y sigo la deriva sin prestar mucha atención. Como suele pasar en estos casos, la tomada me pilla "en fuera de juego" con lo que clavo tarde y no llego ni a tocarla. "Buah, esta vez si que la he espantado fijo" pero vuelvo a poner la mosca en el sitio tres o cuatro veces mas por si acaso. Nada de nada, la trucha ha desaparecido......... pues no porque a la de media docena de lances vuelve a subir y esta vez me ha pillado tan en mi mundo que ni siquiera tiro.
Despues de esta doble "cagada" por mi parte decido recoger los bartulos, despedirme de ella y pedirle la revancha. Me voy al coche a cambiarme y para casa que ya es tarde.

No volví por alli hasta un mes después, y ademas lo hice por casualidad porque ese dia mi intención era pescar en otro lugar. Llegué hacia el mediodia y después de echarle un vistazo al río, lo mejor era una buena siesta a la sombra antes de meterme en el agua para aprovechar la tarde. Hacía calor y nada indicaba que la cosa fuera a ser productiva pero aun asi, decidí entrar. Me habia juntado con Antonio y con Richard que llevaban alli todo el día y los tres juntos nos metimos al rio. Al ver la piedra les comenté lo que me había pasado con aquella trucha hacia un mes. Me cedieron la postura por si ella me daba la oportunidad de engañarla y esta vez yo no queria fallar. El caso es que no me dió la opción de ponerle la mosca. Había algo menos de agua y debió verme, porque al acercarme salió como una bala hacia el fondo del pozo. 2-0 pero al menos esta vez yo había podido verla..... y era una hermosa trucha.
Al final del día los tres habiamos tocado escama, la tarde se dió bastante mejor de lo que esperábamos, pero a mi se me había metido en la cabeza que tenia que pescar la de la piedra y me prometí volver a intentarlo. Quedaba una semana de temporada y el sábado era mi última oportunidad....... este año.

Hasta la próxima vez que nos veamos preciosa

A la semana siguiente allí estaba dispuesto a intentarlo una vez mas. Esta vez entré en el pozo desde abajo y me fuí acercando a la postura, sólamente me importaba ese lance, solo quería ver si era capaz de engañarla. Una vez colocado estuve esperando pacientemente algún movimiento por su parte, pero parecia que no estaba, quizá fuera un poco pronto todavia. Se cebó una trucha un poco mas abajo y como la tenia a tiro le puse la mosca. Al segundo intento subió y la clavé, pero no era la que yo estaba buscando.
Cuando la temporada estaba llegando casi a su fín y sin haberla visto moverse, decidí volver a probar suerte a ver si estaba por allí y me subia como el primer dia. El mismo tricoptero de pelo de ciervo y el lance al sitio apropiado, solo que esta vez estaba atento a lo que pudiese pasar........... y pasó. De repente el tricoptero desaparece bajo el agua, clavo y la siento al otro lado del hilo como se descuelga hacia el pozo intentando zafarse del anzuelo. El pozo esta bastante despejado y no hay mucho obstaculo donde me la pueda liar, asi que le dejo irse. Despues de un buen rato de pelea consigo por fin meterla en la tomadera y sacarle un par de fotos. Con una sonrisa de oreja a oreja y la satisfacción de haber superado el reto la veo alejarse de mi.
Feliz y contento desmonto la caña y me salgo del rio, la temporada en Navarra ha tenido un broche estupendo.

Mikel Coronado







Este artículo proviene de Asociación Navarra de Pescadores a Mosca
http://www.anapam.org/nuke/

La dirección de esta noticia es:
http://www.anapam.org/nuke//modules.php?name=News&file=article&sid=22